¿Como salir bien en las fotografías?

Preparación

Determina por qué luces bien y mal en las fotos. Estudia las fotos que te tomaste. ¿Cuándo luciste bien? ¿Cuándo luciste mal? ¿Puedes encontrar la diferencia? Mira las fotos de otras personas y descubre por qué lucen bien. Algunos problemas podrían ser:

  • La iluminación de tu foto
  • Ojos entrecerrados o cerrados
  • Ángulo incorrecto de tu rostro
  • No mostrar tu mejor sonrisa
  • Problemas cosméticos, como marcas en la piel y espinillas, o un peinado o una prenda que no te queda bien

 

Practica poses en frente de un espejo o una cámara. La mejor forma de encontrar tu mejor ángulo o tu mejor sonrisa es practicar. Decide en qué poses luces mejor o cómo deseas sonreír.

  • Decide qué lado (derecho o izquierdo) luce mejor. Los rostros no son completamente simétricos, por lo que un lado suele lucir mejor que el otro.
  • Trata de colocar tu cuerpo en un ángulo adecuado para familiarizarte con la forma en la que debes colocarte cuando estés frente a una cámara. Debes girar en 45° aproximadamente para lograr la pose más favorecedora.
  • Tu peinado suele ayudar a determinar qué lado luce mejor, en especial si es un peinado asimétrico.

Viste las prendas adecuadas. Usa prendas que sepas que te quedan bien. Viste prendas con cortes favorecedores para tu tipo de cuerpo. Descubre qué colores lucen bien con tu tez y tu cabello. Esto es importante para lucir de la mejor forma en las fotos. Como regla general, las prendas con diseños lucen mejor que las de color entero.

  • Las prendas con diseños más pequeños pueden lucir recargadas y desastrosas en una foto. En lugar de usar prendas con diseños de pies a cabeza, elige una prenda con diseños de tu guardarropa.
  • Si quieres lucir más delgada, usa prendas oscuras. Si eres delgada, usa un vestido ligero o un saco casual de color claro.
  • Lo más importante es usar prendas que te hagan sentir seguro.

 

Sonríe con naturalidad. Una sonrisa falsa puede hacer que luzcas mal en una foto. Esta luce forzada y no coincide con tus ojos. Cuando te tomas una foto, debes mostrar tu mejor sonrisa lo más natural que puedas para lucir lo mejor posible.

  • Para mostrar tu mejor sonrisa, debes sentir algún tipo de emoción. Si no estás feliz en ese momento, piensa en un recuerdo feliz, en tu comida favorita o en algo que te haga reír.
  • Una sonrisa real involucra a los ojos. Trata de entrecerrar tus párpados inferiores. Esto puede ayudarte a lucir más natural.
  • Coloca la punta de tu lengua en la parte posterior de tus dientes superiores. Esto puede ayudarte a sonreír con naturalidad y evitar una sonrisa demasiado grande.
  • Practica en un espejo. Aprende a sentir la diferencia entre tu sonrisa natural y tu sonrisa falsa.

 

Consigue el maquillaje adecuado. En el caso de las mujeres, el maquillaje puede ayudarlas a lucir grandiosas (o terribles) en las fotos. Aprender a resaltar las áreas adecuadas puede ayudarte a lucir bien en casi cualquier foto.

  • Cubre tus ojos con delineador para ayudarlos a no desaparecer en una foto.Úsalo junto con rímel para ayudarte a resaltar tus ojos.
  • Coloca algo de rubor en tus mejillas para hacerlas lucir menos planas. Usa un tono rosado mediano, coral o durazno en tus mejillas.

Dale vida a tu cabello. Antes de posar para una foto, inclina tu cabeza hacia abajo. Esto brinda algo de volumen si tu cabello se ha aplastado. También puedes tratar de pasar tus manos a través de tu cabello para fijar tu raya o para abultarlo.

  • También considera colocar tu cabello en una pose. No lo dejes sobre tus hombros. En lugar de ello, tenlo frente a ti, detrás de ti o sobre un hombro. Practica con anticipación y decide qué posición te favorece más.

 

Aprende a tomarte buenas fotos

Busca una fuente de luz. La iluminación es importante para tomarte buenas fotos. Si no cuentas con un flash, busca una fuente de luz que brille en tu rostro, no en el lado de tu rostro.

  • Las lámparas, las luces de la calle, las ventanas y los pórticos pueden ser buenas fuentes de iluminación cuando no cuentas con un flash. Estos también pueden producir una luz suave adecuada que te permitirá tomar fotos más favorecedoras.
  • Evita las luces que producen sombras muy marcadas en tu rostro. Esto puede acentuar las imperfecciones y generarte áreas oscuras des favorecedoras. Las luces brillantes también pueden enfatizar las arrugas y otros puntos problemáticos. El sol o las luces de techo fuertes y brillantes pueden generar esta iluminación des favorecedora. Busca luces que creen un resplandor uniforme desde la frente hasta el mentón, pasando por las mejillas. Trata de tomarte fotos en un día nublado o usando una lámpara o una luz más suave.

Coloca tu cuerpo en una posición correcta. En lugar de mantener tus brazos rectos y caídos, y las piernas rígidas, dóblalos para darles vida. Dobla tus brazos y mantenlos un poco alejados de tu cuerpo. Esto también ayuda a darle forma a la sección media de tu cuerpo, en lugar de darle volumen. Mantén tus manos relajadas y un poco dobladas.

  • Inclina tu pierna delantera y deposita tu peso en la trasera. También puedes cruzar tus piernas a la altura de los tobillos.
  • Coloca tu brazo lejos de tu cuerpo y dóblalo un poco para que luzca más delgado.

Tómate muchas fotos. Una de las mejores formas de conseguir la mejor foto ¡es tomar más de una! Incluso las modelos se hacen muchas tomas para conseguir una foto perfecta. Mientras más fotos tomes, mayor será la probabilidad de que tomes una foto grandiosa.

Siéntete seguro. Asegúrate de sentirte orgulloso de quien eres. Eres único y tienes rasgos grandiosos. Enfócate en eso, en lugar de cualquier defecto que creas tener. Ser feliz y mostrar una sonrisa verdadera en la foto puede marcar una gran diferencia.

  • No trates de inclinar tu cuerpo en poses incómodas o extrañas. Posa para favorecer tu cuerpo, pero asegúrate de lucir natural. Estar rígido solo hará que luzcas extraño, lo que hará que la foto sea mala.